• Background Image

    Para tu salud, elimina-los de tu dieta

    septiembre 1, 2016

septiembre 1, 2016

Para tu salud, elimina-los de tu dieta

Todo lo que comemos afecta a nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra salud.

Hay alimentos que pueden provocar daños irreparables a nuestras cél·lulas, son los que tenemos que eliminar de nuestra dieta:

  1.  Grasas trans
    Las grasas trans se acumulan en las paredes de las arterias y las obstruyen, también las del cerebro, y generan gran cantidad de radicales libres, responsables de la muerte de las neuronas. Este tipo de grasas, presentes en los alimentos procesados, la comida rápida, los fritos… ralentiza la respuesta cerebral y aumenta el riesgo de derrame cerebral y de sufrir enfermedades neurodegenerativas, como el Alzeimer. Provoca problemas cardiovasculares y de sobrepeso y tienen un alto poder adictivo, lo que produce un estado similar al síndrome de abstinencia que lleva a ansiedad y depresión.
  2. Sal
    El exceso del consumo de sal aumenta la presión arterial, que repercute en los capilares del cerebro, que se rompen con las subidas de tensión, creando coágulos cerebrales que matan las neuronas. Acumula líquidos, agrava la celulitis y hace subir de peso. 
  3. Azúcares
    Además de producir también problemas cardiovasculares y sobrepeso, el consumo excesivo a largo plazo genera dificultad a la hora retener información, disminuye la capacidad de aprendizaje y otros problemas neurológicos ya que se interrumpe la la absorción de proteínas por parte del cerebro. La ingesta de azúcar produce descargas de energía en el cerebro y el cuerpo libera grandes dosis de insulina para procesar esa gran cantidad de azúcar, lo que produce una caída del azúcar en sangre y el cerebro se queda sin su principal fuente de energía para funcionar correctamente. Estas subidas y caídas de insulina provocan daños en las células, incluso su destrucción.
  4. Edulcorantes artificiales
    Generan daños cerebrales y problemas con la capacidad cognitiva así como en la memoria ya que las altas cantidades de fructosa que contienen disminuyen la función cerebral.Los edulcorantes artificiales podrían causar problemas de metabolismo, cardíacos y de hipertensión e, incluso, producir el temido efecto rebote de ganancia de peso, ya que el “engaño” que se le hace al organismo al ingerir una bebida o alimento tan dulce pero sin aporte de glucosa hace que el metabolismo sufra un desajuste